La medida del gobierno catalán se suma a la línea de ayudas SolarCoop, dotada con 8 millones de euros y que ya ha contado con 78 solicitudes de 32 comarcas catalanas

Cataluña ya dispone de cerca de 94.000 instalaciones de autoconsumo en servicio, que suman una potencia de 1.070 MW

A partir del primer trimestre de este año, el Gobierno de la Generalitat de Cataluña conformará una plataforma para facilitar la creación y fomentar la participación de la población en las comunidades energéticas. La plataforma, habilitada a través del Institut Català d’Energia, entrará en servicio de forma gradual.

La empresa Elecsum, pioneros en el desarrollo de herramientas de software que simplifican y agilizan el proceso de creación, integración y gestión de comunidades energéticas,  estamos a favor del despliegue de esta plataforma para divulgar e impulsar la creación de comunidades energéticas. Además, apostamos firmemente por complementarla con las herramientas y servicios digitales elecsum app y elecsum share.

Para favorecer su éxito, el objetivo es que la iniciativa llegue a ser un referente en Cataluña en el ámbito de las comunidades energéticas, y que funcione como repositorio y como complemento de las plataformas que los actores del sector vayan desarrollando en esta área.

Plataforma Pública

Las comunidades energéticas son agrupaciones de personas físicas o jurídicas que deciden, de forma colectiva, compartir y gestionar la energía generada por una instalación de energías renovables.

La plataforma se dirigirá a tres grandes sectores: a todos aquellos ciudadanos y ciudadanas que deseen participar en una comunidad energética; ofrecerá asesoramiento sobre las comunidades energéticas, y un tercer ámbito se dirigirá a todas aquellas personas, instituciones o entidades que deseen promover estas agrupaciones colectivas de compartir energía. A la ciudadanía se le informará de qué posibilidades tienen para crear una comunidad energética -en cuanto a situación geográfica- y se le dará la información básica para poder acceder.

 

Las comunidades energéticas parten del autoconsumo colectivo y facilitan el acceso de gran parte de la población a la autoproducción de energía. Además permiten una gran variedad de modalidades a la hora de gestionar la energía generada, lo que las convierte en un elemento fundamental para avanzar hacia un modelo energético más participativo y democrático.

La medida del Departament d’Acció Climàtica, Alimentació i Agenda Rural de Cataluña se suma a la línea de ayudas SolarCoop, dotada con 8 millones de euros, y pretende incentivar la creación de comunidades energéticas dentro del marco de cooperativas de consumo. La línea ha contado con 78 solicitudes procedentes de 32 comarcas catalanas y en pocas semanas empezarán a otorgarse las ayudas.

El noviembre pasado, el conseller de d’Acció Climàtica, Alimentació i Agenda Rural, David Mascort y Subirana, explicó que Cataluña ya dispone de casi 94.000 instalaciones de autoconsumo en servicio, que suman una potencia de 1.070 MW. Y añadió: “Ya hay unas 2.000 instalaciones de autoconsumo colectivo, frente a las 106 de hace un año.” «Estos datos nos indican que la ciudadanía, las empresas, las entidades y las administraciones catalanas hemos empezado la revolución del autoconsumo energético», destacó el conseller Mascort en las Jornadas de Comunidades Locales de Energía de las Comarcas de Girona, celebradas en noviembre de 2023.