Project Description

Un 40 % de ahorro en la factura eléctrica gracias a la producción de energía con paneles solares

El sistema combina la autogeneración con el suministro externo de fuentes 100 % renovables

Projecte JR
Projecte JR

Generar nuestra propia electricidad en casa mediante paneles solares puede parecer todavía una opción compleja que requiere grandes inversiones y algunos sacrificios en nuestro estilo de vida. Pero la realidad es que, en los últimos años, la tecnología fotovoltaica se ha simplificado y abaratado enormemente: el precio de las placas solares ha disminuido un 80 % en la última década, y hoy en día es posible instalar sistemas totalmente automatizados sin ninguna molestia para el usuario.

Es el caso de esta instalación de autoconsumo solar fotovoltaico realizada por Elecsum en Santa Eulàlia de Ronçana (Vallès Oriental, Barcelona). Ha consistido en la colocación de 17 paneles solares con una potencia nominal de 5 kWn. Tienen una capacidad de producción estimada de 8.670 kWh/año, que permite satisfacer hasta el 40,5 % de las necesidades de suministro. Todo mediante una instalación automática que garantiza en todo momento la fiabilidad y seguridad.

Descripción general de la instalación

Los propietarios de esta vivienda querían disponer de un sistema de autogeneración que les permitiera producir un volumen de energía eléctrica suficiente para reducir sensiblemente el importe de su factura eléctrica. Tras valorar las distintas opciones existentes, optaron por una instalación de autoconsumo solar fotovoltaico, en la que se usa la energía del sol para generar electricidad que se consume inmediatamente dentro de la misma vivienda según demanda.

La generación se realiza mediante un campo solar de 17 placas fotovoltaicas colocadas en el tejado del inmueble. La configuración está diseñada para ofrecer el máximo aprovechamiento de la irradiación solar sin interferir en la funcionalidad de la vivienda. Por ejemplo, el edificio dispone de una terraza en la parte superior que se quería mantener sin ocupar con ningún nuevo elemento.

Resumen del Proyecto

  • Cliente: Doméstico
  • Ubicación: Santa Eulàlia de Ronçana
  • Potencia nominal: 5 kWn
  • Número de paneles solares: 17
  • Producción anual estimada: 8.670 kWh/año

Los paneles solares de la cubierta están conectados directamente a la red eléctrica interior del inmueble, por lo que la energía generada (una vez debidamente transformada) se puede consumir directamente por parte de los electrodomésticos, sistemas de iluminación y otros equipamientos del inmueble. Al mismo tiempo, se mantiene una conexión externa a la red eléctrica general, que tiene una doble finalidad.

Por un lado, aporta el suministro eléctrico adicional que se requiere cuando la demanda energética del inmueble supera la capacidad de generación de la instalación de autoconsumo (por ejemplo, por la noche, en invierno, días muy tapados, etc.) Esta electricidad la suministra Electra Caldense Energia, empresa comercializadora que forma parte del mismo grupo que Elecsum, en la modalidad «100 % Energía Verde», que consiste en garantizar que toda la energía aportada externamente procede de fuentes renovables.

Por otro lado, la conexión externa permite inyectar a la red general los excedentes de producción de la instalación fotovoltaica, a cambio de una bonificación en la factura. Esta opción, conocida como autoconsumo con compensación de excedentes, contribuye a optimizar el retorno de la inversión al aprovechar al máximo la capacidad de generación de la instalación, incluso cuando la energía producida no se consume en el inmueble. Esto evita que se acabe derrochando energía, dado que la instalación no dispone de baterías ni otros sistemas de almacenamiento.

Elementos de la instalación

Técnicamente, una instalación de autoconsumo fotovoltaico como la realizada en este inmueble requiere tres elementos básicos: el captador solar, el inversor y el controlador de potencia.

El captador solar son los paneles solares que hay instalados en la cubierta. Están formados por células fotovoltaicas que transforman la energía del sol en energía eléctrica. Para ello, se han colocado de forma que se aproveche al máximo la irradiación solar, al tiempo que se ha procurado que tengan el mínimo impacto visual y funcional en el edificio y en su entorno.

Centre Ateneu Democratic i Progressista esquema

La electricidad generada por las placas solares es en forma de corriente continua, y por tanto no resulta apta para los aparatos domésticos. Antes de poder utilizarla, el inversor se encarga de convertirla en corriente alterna, además de adaptar el voltaje y estabilizar el flujo para que se pueda emplear con seguridad en electrodomésticos, aparatos electrónicos, etc.

El tercer elemento básico de la instalación es controlador de potencia. Este equipamiento tiene la función de realizar la conmutación entre las dos fuentes de suministro que están disponibles: la electricidad generada por los paneles solares, que siempre tiene prioridad en el consumo; y el suministro procedente de la red general, que se utiliza solo cuando es necesario. Esto permite garantizar la estabilidad del suministro, aprovechando al máximo toda la capacidad de generación fotovoltaica y reduciendo el consumo de energía externa al mínimo necesario.

La instalación se complementa con diferentes mecanismos de seguridad y redundancia para asegurar la máxima disponibilidad del suministro y evitar cortes en caso de una avería. Un sistema de supervisión remota permite a Elecsum monitorizar el funcionamiento de los diferentes elementos de la instalación, con el fin de detectar anticipadamente cualquier posible problema. También facilita la planificación de los mantenimientos preventivos, que se llevan a cabo en visitas periódicas para limpiar y reajustar las placas solares, sustituir elementos desgastados, etc.

Además, el cliente dispone de la aplicación Elecsum App, que le posibilita consultar en todo momento en su dispositivo móvil el rendimiento de su instalación de autoconsumo, la energía generada, consumida y vertido en la red, el ahorro generado, las emisiones de CO₂ evitadas, etc.

Beneficios obtenidos

La instalación realizada en esta vivienda permite cubrir el 40,5 % de las necesidades de suministro del inmueble, lo que se refleja en una importante rebaja de la factura eléctrica. A la disminución del suministro externo, hay que añadir el ahorro adicional que supone la compensación de los excedentes de autoconsumo con la empresa comercializadora.

Por otra parte, la instalación permite la reducción de la huella de carbono del inmueble, es decir, las emisiones de CO₂ equivalente requeridas para generar la energía que lo consume. A esta disminución contribuye tanto la autogeneración de proximidad como el suministro en la modalidad de energía verde, que procede de fuentes renovables avaladas por la CNMC.

También es destacable el mínimo impacto estético y funcional del sistema en la vivienda. Exceptuando los paneles de la cubierta, que se han instalado intentando reducir al mínimo la afectación visual, todos los demás elementos de la instalación están ubicados aprovechando los espacios técnicos disponibles en el inmueble y, por tanto, no ha sido necesario ocupar superficie anteriormente habitable.

Finalmente, un último aspecto relevante es la funcionalidad y fiabilidad de la instalación. Con una operación totalmente automatizada, conmutación inteligente entre el suministro interno y externo, y supervisión remota para la prevención de averías y el mantenimiento, los propietarios del inmueble no tienen que preocuparse en ningún momento por el funcionamiento de su instalación de autoconsumo solar fotovoltaico. Solo tienen que echar un vistazo de vez en cuando a la aplicación para saber cómo la energía solar les está ayudando a ahorrar y mejorar la sostenibilidad de su hogar.

Resumen de los Beneficios

  • Cobertura del 40,5 % del consumo eléctrico
  • Reducción de los costes de suministro
  • Disminución de la huella de carbono
  • Impacto visual casi inapreciable
  • Conmutación automática entre autogeneración y suministro externo
  • Supervisión remota y mínimo mantenimiento