Instalación solar fotovoltaica de 100 kW nominales trifásicos para autoconsumo, que está conectada a la red interna del edificio.

La electricidad generada anualmente por la instalación permitirá cubrir el 13,3% del consumo eléctrico medio del campus

Hamelin Laie
Hamelin Laie

Fundada en 1989, Hamelin Laie International School es una escuela privada que ofrece enseñanza trilingüe (inglés, castellano y catalán) en los niveles de educación infantil, primaria y secundaria. Su campus de Montgat (Barcelona) acoge una comunidad educativa formada por 1.450 estudiantes de 40 nacionalidades, junto con 150 profesores y personal de 15 países.

El objetivo de la institución es ofrecer una formación integral de calidad que pone al alumno en el centro de todo. Para hacer realidad esta visión, las modernas instalaciones de Hamelin Laie International School incluyen un edificio de cuatro plantas con aulas, laboratorios de ciencia y tecnología, aulas de arte, comedor, cocina, cafetería, librería, anfiteatro, patios, campos de deportes, gimnasio, etc. El complejo dispone también de una residencia de estudiantes propia.

Con el fin de reducir el gasto energético de sus instalaciones y la huella de carbono que genera su actividad, Hamelin Laie International School ha confiado a Elecsum la implementación de una instalación de autoconsumo solar fotovoltaico de última generación.

Descripción general de la instalación

El proyecto se ubica en el campus educativo de Hamelin Laie International School, situado en la Ronda 8 de Marzo del municipio de Montgat. Consiste en una instalación solar fotovoltaica de 100 kW nominales trifásicos para autoconsumo, que está conectada a la red interna del edificio.

La captación se realiza mediante 330 paneles solares que se hallan ubicados en la cubierta de los diferentes módulos del inmueble.

La producción prevista de este equipamiento es de 163.052 kWh/año, que equivale al 13,3% de la energía consumida por el centro educativo.

Resumen del proyecto

  • Cliente: Hamelin Laie International School
  • Ubicación: Montgat
  • Potencia nominal: 100 kWn
  • Número de paneles solares: 330
  • Producción anual estimada: 163.052 kWh/año

El modelo elegido para esta implementación es el autoconsumo solar fotovoltaico en tiempo real, sin almacenamiento de la energía para un consumo en diferido. Esto significa que toda la energía generada por los paneles solares se autoconsume dentro de las instalaciones de Hamelin Laie International School. Cuando la energía generada excede las necesidades de las instalaciones (por ejemplo, durante las vacaciones de verano o fuera del horario lectivo), los excedentes de energía se vierten a la red eléctrica general. Estas aportaciones se compensan mediante un descuento en la facturación mensual de la electricidad.

Además, se mantiene una conexión a la red eléctrica general para cubrir adecuadamente las necesidades de las instalaciones siempre que la producción fotovoltaica no sea suficiente, por ejemplo en invierno o en días nublados. Toda la electricidad aportada externamente la suministra Electra Caldense Energía, empresa comercializadora del mismo grupo energético de Elecsum, que con su sello 100% Energía Verde garantiza que procede de fuentes renovables.

La instalación se ha proyectado de forma que se aproveche al máximo el rendimiento de los paneles colocados en la cubierta y el resto de los elementos que componen la solución. También se ha intentado optimizar el espacio utilizado y minimizar el impacto paisajístico que pueda ocasionar el proyecto, lo cual ha sido facilitado por las cubiertas planas del edificio de la escuela. Elecsum se encarga tanto del diseño y la implementación de la instalación como de su mantenimiento.

Hamelin Laie

Elementos de la instalación

En una instalación solar fotovoltaica como la de Hamelin Laie International School, la radiación solar se convierte en energía eléctrica mediante un proceso que implica el uso de tres componentes: los captadores solares, el inversor fotovoltaico y el controlador de potencia. Todo el sistema está controlado de forma permanente mediante un sistema de supervisión remota.

Los captadores solares

El primer elemento de la instalación son los captadores solares o generadores fotovoltaicos. En el caso de Hamelin Laie International School, se dispone de 330 paneles solares de última generación, que se han instalado formando varias series en la cubierta de los diferentes módulos del edificio de la escuela. La implementación proporciona una potencia instalada de 100 kWn, que permiten una producción solar fotovoltaica estimada de 163.052 kWh al año. Se trata de paneles de alta resistencia y durabilidad, fáciles de instalar y con un mantenimiento mínimo.

El inversor fotovoltaico

En segundo lugar tenemos el inversor fotovoltaico, que es el dispositivo que transforma la corriente continua generada por los captadores solares en corriente alterna y adapta la tensión de salida para que el flujo suministrado sea apto para los aparatos eléctricos y electrónicos. Además, el inversor dispone de un microprocesador integrado que sirve para garantizar la estabilidad del suministro. Adicionalmente, tiene un sistema de seguimiento que permite trabajar con dos puntos de potencia máxima, evitando pérdidas de energía en los periodos de no utilización.

Controlador de potencia

El tercer elemento de la instalación de autoconsumo solar fotovoltaico es el controlador de potencia. Se trata de un dispositivo que hace de intermediario entre los captadores solares y la red interna del edificio para ajustar instantáneamente las necesidades de consumo en cada momento. Por defecto, se da preferencia al consumo de la energía fotovoltaica generada por la instalación; cuando esta no es suficiente para cubrir toda la demanda energética del inmueble, entonces se pasa automáticamente al suministro externo contratado. El controlador de potencia incorpora también elementos de protección para prevenir las averías.

Supervisión remota

El diseño de la instalación realizada para Hamelin Laie International School garantiza que el suministro eléctrico no se interrumpirá en ningún momento, aunque la producción fotovoltaica no pueda cubrir todas las necesidades de consumo de los equipamientos de la escuela.

A estos efectos, el sistema está supervisado mediante un PLC de comunicaciones que recoge datos sobre el estado de la instalación en tiempo real. Esta información permite a los equipos técnicos de Elecsum realizar una supervisión continua de la producción fotovoltaica y programar los mantenimientos preventivos para evitar cualquier avería en el sistema.

Beneficios obtenidos

En consonancia con el modelo de enseñanza de vanguardia que propone Hamelin Laie International School, mediante esta instalación de autoconsumo solar el centro se pone también al frente del sector educativo en cuanto a la eficiencia energética y la sostenibilidad.

La electricidad generada anualmente por la instalación permitirá cubrir el 13,3% del consumo eléctrico medio del campus. Junto con la compensación obtenida por verter los excedentes de producción a la red eléctrica pública, esto reducirá el coste de la factura energética. Estos beneficios se extenderán durante los 30 años de vida prevista de la instalación y serán aún más evidentes cuando haya finalizado el periodo de amortización de la inversión realizada.

Adicionalmente, Hamelin Laie International School también podrá disminuir la huella de carbono generada por su actividad, que se compensa mediante el uso de energía limpia y de proximidad (tanto la procedente de la autogeneración solar fotovoltaica en sus propias instalaciones como gracias al suministro externo íntegramente con energía verde).

En definitiva, con su apuesta por el autoconsumo solar fotovoltaico, Hamelin Laie International School da una lección de compromiso con la sostenibilidad y con el futuro de las nuevas generaciones que se forman cada año en las aulas de su moderno campus educativo.

Resumen de los beneficios

  • Cobertura del 13,3% del consumo eléctrico
  • Reducción de la factura eléctrica
  • Compensación de los excedentes vertidos en la red
  • Disminución de la huella de carbono
  • Impacto paisajístico muy reducido
  • 30 años de vida prevista de la instalación
  • Conmutación automática entre autogeneración y suministro externo
Hamelin Laie