Project Description

Una instalación fotovoltaica para autoconsumo reduce un 31% la factura eléctrica

Esta vivienda unifamiliar situada en el centro urbano dispone de 12 paneles solares en el tejado

instal.lació solar fotovoltaica
instal.lació solar fotovoltaica

El incremento constante de los precios de la energía, sumado a la derogación del impuesto al sol, ha hecho que el autoconsumo doméstico registre un fuerte crecimiento en nuestro país en los últimos años. Actualmente, las instalaciones solar fotovoltaicas para autoconsumo en viviendas suponen un 20 % de la cuota de mercado, mientras que el resto corresponde al autoconsumo industrial y el autoconsumo compartido, una modalidad que aún es poco conocida entre los consumidores.

La instalación realizada por Elecsum en esta vivienda unifamiliar de Caldes de Montbui es un buen ejemplo del potencial que las instalaciones de autoconsumo doméstico tienen en el ámbito urbano.

Mediante la colocación de 12 paneles solares en la cubierta del edificio, con un impacto mínimo en la estética y la funcionalidad del inmueble, se ha conseguido reducir un 31 % la factura eléctrica. Al tratarse de una instalación totalmente automatizada, con supervisión remota y mantenimiento incluidos en el contrato, los propietarios se benefician del ahorro sin molestias adicionales.

Descripción general de la instalación

La tipología de clientes más habitual en el autoconsumo doméstico son las viviendas unifamiliares independientes situadas en urbanizaciones o zonas residenciales periféricas. Sin embargo, la normativa y la tecnología actual permiten que esta opción también esté a disposición de otros tipos de inmuebles, como esta vivienda unifamiliar situada en pleno centro urbano del municipio.

En este caso, la instalación de autoconsumo fotovoltaico consiste en un conjunto de 12 placas solares situadas en la cubierta del edificio. Este campo fotovoltaico está conectado a la red eléctrica interior del inmueble, por lo que, una vez transformada y estabilizada, la energía generada permite cubrir las necesidades de suministro de la vivienda, especialmente durante el día y en las épocas año en las que hay un mayor nivel de irradiación solar.

Resumen del Proyecto

  • Modalidad: Autoconsumo fotovoltaico doméstico
  • Tipología: Vivienda unifamiliar
  • Ubicación: Caldes de Montbui
  • Potencia nominal: 3,5 kWn
  • Número de paneles solares: 12
  • Producción anual estimada: 5.712 kWh/año

Al mismo tiempo, la instalación dispone de una conexión a la red eléctrica general, que tiene dos funciones. En primer lugar, cuando la energía generada por los paneles solares es insuficiente para cubrir la demanda del inmueble, aporta electricidad de la empresa comercializadora para garantizar el suministro eléctrico en todo momento. La empresa comercializadora es Electra Caldense Energia, que forma parte del mismo grupo que Elecsum, en la modalidad «100 % Energía Verde». Esto significa que toda la energía suministrada procede de fuentes renovables.

En segundo lugar, cuando la energía generada excede las necesidades de suministro de la vivienda, los excedentes se vierten a la red eléctrica general para que la energía pueda ser aprovechada por otros consumidores o empresas. A cambio, el cliente se beneficia de una bonificación en su factura mensual, lo que le permite comercializar los excedentes sin necesidad de darse de alta como productor de energía ni realizar ningún trámite adicional.

Elementos de la instalación

Una instalación de autoconsumo solar fotovoltaico se compone de tres elementos fundamentales: el sistema de generación (en este caso, paneles solares colocados en el tejado); el inversor y el control de potencia (que se ubican en el interior del inmueble). En esta configuración, no se ha contemplado un sistema de almacenamiento de energía con baterías o acumuladores, ya que existe conexión a la red general para garantizar el suministro y verter los excedentes.

ELE Centre Ateneu Democratic i Progressista esquema

En el caso de esta vivienda, el sistema de generación consiste en 12 paneles fotovoltaicos instalados en la cubierta, que convierten la irradiación solar en energía eléctrica mediante un proceso físico que tiene lugar en el interior de las células solares que componen cada placa. Los paneles van fijados a la cubierta mediante unos soportes y se han distribuido en los dos lados del tejado para aprovechar el espacio disponible y lograr el mayor porcentaje de irradiación posible.

Los paneles solares generan electricidad en la modalidad de corriente continua, que no es apta para el funcionamiento de los sistemas de iluminación y los aparatos domésticos. Por lo tanto, antes de usarla, es necesario convertirla en corriente alterna y estabilizarla para que se pueda utilizar con seguridad y eficiencia. Esta es la función que realiza el inversor. Además de realizar la conversión de corriente continua a alterna, este componente también estabiliza el flujo eléctrico.

Finalmente, el controlador de potencia es el componente que se encarga de realizar la conmutación entre la electricidad generada por los paneles fotovoltaicos (que se usa prioritariamente) y el suministro procedente de la red general (que se utiliza únicamente cuando es necesario). De este modo, se consigue el máximo aprovechamiento de la autogeneración a la vez que se garantiza un suministro continuo, sean cuales sean las necesidades de cada momento.

Aparte de esto, la instalación dispone de varias medidas de seguridad para prevenir caídas o picos de tensión, sobrecargas de los circuitos, etc. Además, incorpora un sistema de supervisión remota que permite a Elecsum controlar el funcionamiento de la instalación y detectar cualquier ineficiencia o caída del rendimiento que pueda requerir una intervención inmediata.

Periódicamente, también se realizan mantenimientos preventivos, con visitas previamente programadas, en las que se limpian los paneles solares para garantizar su máximo rendimiento y se sustituyen los componentes afectados por el desgaste natural de una instalación de este tipo.

Todo el funcionamiento del sistema está automatizado y gestionado por los técnicos de Elecsum. El cliente no tiene que hacer nada y dispone de una visibilidad completa sobre el rendimiento de su instalación solar fotovoltaica mediante Elecsum App. Esta aplicación permite conocer en todo momento datos como el estado del sistema, la energía generada y consumida, los excedentes vertidos en la red, el ahorro obtenido, las emisiones de CO₂ evitadas o la evolución de la amortización de la inversión.

Beneficios obtenidos

Con una potencia instalada de 3,5 kW nominales y una producción prevista de 5.712 kWh/año, este proyecto de autoconsumo solar fotovoltaico ha conseguido rebajar en un 31 % el coste de la factura eléctrica de la vivienda, mediante la reducción de la dependencia del suministro externo de electricidad, que está sujeto a los incrementos constantes de los precios de la energía. La vida media prevista de la instalación es de 30 años, por lo que una vez que se haya alcanzado su amortización, el ahorro generado por el sistema será aún mayor para los propietarios del inmueble.

Por otra parte, la autogeneración mediante placas solares, en combinación con el suministro externo procedente de fuentes renovables, han permitido reducir el impacto medioambiental de la vivienda. A esta disminución de la huella de carbono también contribuye el hecho de que la electricidad se genera en el mismo lugar donde se consume, por lo que se evitan las ineficiencias y el despilfarro que supone su transporte a largas distancias.

Como se señalaba al inicio, a pesar de tratarse de una vivienda unifamiliar situada dentro del casco urbano, la solución adoptada ha permitido minimizar el impacto visual de la instalación. El único elemento exterior son los paneles solares, que siguen la disposición natural del tejado y no suponen un obstáculo visual; mientras que el resto de los elementos de la instalación (inversor, controlador de potencia, etc.) se han colocado en una parte del edificio donde no producen ningún tipo de afectación visual o funcional. El funcionamiento totalmente automatizado del sistema también garantiza que la autogeneración no provoca ninguna molestia ni requiere dedicación de tiempo y esfuerzo del cliente.

Aunque hoy en día todavía nos puede llamar la atención ver paneles solares en viviendas urbanas, la evolución de esta tecnología, combinada con el abaratamiento de los componentes y la facilidad de uso de los sistemas, harán que cada vez más usuarios puedan disfrutar del autoconsumo solar fotovoltaico, con el ahorro y la sostenibilidad que ofrece, independientemente de donde vivan.

Resumen de los Beneficios

  • Cobertura del 31 % del consumo eléctrico
  • Reducción de los costes de suministro
  • Disminución de la huella de carbono
  • Impacto visual casi inapreciable
  • Conmutación automática entre autogeneración y suministro externo
  • Supervisión remota y mínimo mantenimiento
  • 30 años de vida prevista de la instalación
instal.lació solar fotovoltaica