Un consumidor eléctrico participa en un autoconsumo compartido cuando pertenece a un grupo de varios consumidores que se abastecen de electricidad desde unas instalaciones de generación cercanas (generalmente fotovoltaica) y a las que se encuentran asociados.